Una posición no asegura tu futuro

Una posición no siempre asegura ni nuestro presente ni nuestro futuro.

Hace poco tiempo una CREADORA en su cuenta de Facebook compartía un mensaje que el actor Arnold Schwarzenegger.

Quien en su vida a ejercido distintas actividades como fisicoculturista, empresario y ex político por el estado de California (2003 – 2011).

Protagonizó un evento en donde nos hace recordar que la posición y los títulos no aseguran nuestro futuro en la vida.

Una posición ganada con esfuerzo

Algo que siempre he admirado de las personas es cuando alcanzan alguna posición por mérito propio.

La habilidad de conseguirlo es prácticamente un logro, algo sumamente bueno para festejar y exaltar.

Lo malo es cuando las personas al tener como objetivo primordial el alcanzar esa posición por el poder que representa.

Es allí cuando la posición pierde sentido.

El ser líder o tener una posición sobresaliente no significa que tengas más poder, significa que muchas personas te ven como quien los guiará.

Esa posición debe de ser un lugar alto donde pueda uno guiar a las personas que te acompañan.

Sin embargo aunque uno haya pasado por esos puntos a veces eso no ayuda cuando uno a bajado de esa posición.

Es por eso que hace poco una creadora quien está suscrita a la comunidad de whatsapp compartio un artículo.

En este artículo hacía referencia a una situación en el cual el Actor y Ex Gobernador del estado de California en Estados Unidos vivió.

Veamos que dice esta historia.

Una habitación prometida.

Después de una gran posición

El actor Arnold Schwarzenegger publicó una foto de él durmiendo en la calle bajo su famosa estatua de bronce, y escribió tristemente (cómo cambiaron los tiempos).

La razón por la que escribió la frase no fue sólo porque era viejo, sino porque cuando el gobernador de California abrió el hotel con la estatua delante de él.

Los funcionarios del hotel le dijeron: “en cualquier momento puede venir y tener una habitación reservada a su nombre”.

Cuando dejó el cargo y fue al hotel, la administración se negó a darle una habitación argumentando que el hotel estaba completamente reservado.

Llevo una colchoneta y durmió debajo de la estatua.

Posteriormente explicó lo que quería transmitir:

 “Cuando estuve en una importante posición siempre me alabaron, y cuando perdí esta posición se olvidaron de mi y no cumplieron su promesa a él. Sí, los tiempos han cambiado”.

No confíes en tu posición ni en la cantidad de dinero que tengas, ni en tu poder ni en tu inteligencia. Todo esto no durará.

¿Cómo ves esta historia?

¿Interesante cierto?

Muchas personas se esfuerzan en la vida por obtener una posición, la cual esperan que les ayude en el futuro.

Vamos a las escuelas esperando obtener un grado, una posición que nos de mejores oportunidades laborales.

Sin embargo ¿qué es lo que sucede cuando esa posición deja de tener sentido?

Es allí cuando vienen las crisis de identidad o las crisis de la mediana edad, donde las personas no encuentran ese significado de la vida.

El problema no es que tengamos que encontrar el significado de la vida. Somos nosotros los que hemos perdido la capacidad de conferirle un significado a la vida.

Esto ha sido por que nos han enseñado que una posición es lo que importa y que la verdad (cual sea que esta fuere) esta allá afuera esperándonos.

Sin embargo toda la verdad esta oculta, esta dentro de cada persona.

Es menester de cada persona aprender a conferirle ese sentido a la vida, ese sentido a su vida.

Si te ha gustado esta publicación te invito a que la compartas y me dejes un comentario para saber de que manera puedo hacer un mejor contenido que te guste.

Gracias por estar aquí y seguimos avanzando.