Un dato duro de leer…

“El verdadero propósito de la vida es vivir una vida con propósito”
Anónimo.

imagen

¿Para qué vives?

Hace un buen tiempo cuando comencé con el tema del desarrollo personal me fui dando cuenta de demasiadas cosas, en primer instancia que aquello que sucede en mi vida no es a causa de los demás ni de las circunstancias, sino de la manera en la cual veíamos las cosas.

Sin embargo en muchas ocasiones me he llegado a cuestionar sobre lo que las demás personas piensen u opinen acerca de mi. Aún así una de las bases del desarrollo personal es el poner en cada uno de nosotros la responsabilidad de como vamos a vivir nuestra vida y como terminaremos esta.

Aún así aunque nacemos, vivimos, nos reproducimos y morimos hay mucha gente que solo se queda en ese punto para que al final de su vida solamente quede un acta de nacimiento y un acta de defunción en donde solo consta en esos documentos que la persona vivió.

Este hecho nos hace pensar ¿Qué pasará al final de nuestros días. quién me recordará en el último instante en el que parta de este mundo?

Aunque siendo honesto, no he tenido la oportunidad de leer “La ligera ventaja” de Jeff Olson, puedo decir que una mínima parte de este libro me llego hace poco y en verdad me hizo pensar muchas cosas, el mensaje que me llegó es el siguiente…

¿Quién se acordará de ti en el último momento?

En este libro Jeff Olson menciona que en una revista (Aunque no cita la fuente, por la fuente original donde lo escuche dice que es Newsweek) menciona el hecho siguiente:

En un funeral promedio en los Estados Unidos solamente unas diez personas que hayas conocido en el transcurso de toda tú vida son las que llorarán en tu funeral…

Y si eso te impacta deberías de seguir leyendo esto…

A este funeral el factor que determinará que la gente vaya o no al mismo es el clima.

Cuando escuche este mensaje en verdad me impacto y me puse a pensar ¿Si este es el caso en Estados Unidos, cuál sería el caso en mi país o cuál sería tu caso en tú país? La verdad no lo sé, sin embargo me atrevo a preguntarte ¿Te gustaría que al final de tú vida solamente esto se cumpliera? En mi caso me gustaría decir que no.

Ahora bien ¿Cómo podemos cambiar eso? Simplemente busca ayudar a más personas a cambiar la vida de cada una de las mismas que se cruzan por tu camino en la vida y te garantizo que ese promedio no será tan bajo, inclusive será más alto que el promedio.

Si crees que eso es difícil recuerda a personas como John F. Keneddy, Mahatma Gandhí o al recién fallecido Nelson Mandela que al ayudar a que muchas personas estuvieran mejor te aseguro que más de mil personas asistieron a sus funerales y más de cien lloraron sus respectivas pérdidas.

La información que se entrega es por que se ha suscrito a las actualizaciones del sitio. Si tiene algun problema puede desuscribirse o enviar un correo al administrador.