Tu vida puede cambiar con esta palabra…

La palabra más importante...

La única forma de almacenar información es por acuerdo, tan pronto como cuando estamos de acuerdo nos lo creemos y a eso lo llamamos FE. Tener FE es creer incondicionalmente.

Nuestro sistema de creencias es como el libro de la ley que gobierna nuestra mente, no es cuestionable, cualquier cosa que esté en el libro de la ley es nuestra verdad.

Basamos todos nuestros juicios en él, aun cuando vayan en contra de nuestra propia naturaleza interior.

Tus palabras constituyen el poder que tienes para crear. Son un don que proviene directamente de Dios. Tu intención se pone de manifiesto a través de las palabras. Lo que sueñas, lo que sientes, lo que eres lo muestras por medio de las palabras.

Las palabras son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia. Pero son como una espada de doble filo, pueden crear el sueño más bello o destruir todo lo que te rodea.

Según cómo las utilices las palabras te liberarán o esclavizaran.

Toda la magia que posees se basa en tus palabras.

Una sola palabra puede cambiar una vida o destruir a millones de personas.

Los 4 Acuerdos.

Dr. Miguel Ruiz

Las palabras son tan bastas y tan extensas que muy poca gente conoce más de 10,000 (Díez mil) en promedio. Esto es sumamente curioso pues en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española se tiene en promedio unas registradas 300,000 (trescientas mil) palabras más las que se vayan agregando.

Este dato salta mucho a la vista que siendo un idioma tan basto en palabras no podamos conocer más que esas lo cual en contraste con el idioma inglés se tiene un promedio entre 500,000 a 600,000 (quinientas a seiscientas mil) palabras en dicho idioma.

Sin embargo el conocimiento exacto de las palabras pero sobre todo lo que implica cada una de ellas tienen un gran poder pues si las conociéramos entonces es muy probable que este mundo podría mejorar.

La palabra que puede cambiarlo todo.

Desde muy pequeños nuestros padres nos enseñan a hablar, caminar y poco a poco hacernos más independientes de ellos, es entonces cuando así vamos comenzando a conocer la palabra que lo puede cambiar todo…

Una de las palabras que nos enseñan y que poco usamos es “ELECCIÓN” la cual consiste en un proceso mental de juzgar los méritos de múltiples opciones y seleccionar una o más entre ellas.

Por desgracia esta palabra al aprenderla es la que poco usamos por iniciativa propia, nos enseñan a elegir y que muchas veces los demás elijan por nosotros ¿recuerdas algún momento de tu vida en la cual tenías que elegir y pensabas si era lo correcto o lo contrario a lo que pensabas? en ese caso ¿qué fue lo que hiciste?

Para muchas personas cuando se encuentran en esta situación buscan hablarlo con alguna otra que sea de su confianza y lo que esta les da es un “consejo” lo cual desde un punto de vista pragmático podemos decir que este tipo de acciones le restan responsabilidad a la persona por el resultado que se obtenga, pues el esperar un consejo es esperar que la persona que nos lo ofrece tenga la solución y quitarnos de los hombros la carga que representaría tomar una elección basada en nuestras vivencias.

Cuando tengamos la necesidad de ver las cosas desde otro punto de vista pregunta a la personas ¿Qué harías tú en mi lugar? con ese simple cambio de pregunta solamente veras su punto de vista y de dará una opción para ver un panorama más amplio.

A lo que te invito es que tomes la responsabilidad de tus actos y elijas entre lo mejor que será para ti.