¿Todavía sueñas?

Una de las mejores cosas para las que fuimos diseñados es para soñar desde niños. Sin embargo al pasar el tiempo la gente nos dice que ya no debemos de hacerlo, que es cosa de niños. Aun así de adultos podemos seguir soñando y así plantearnos distintas metas como propósitos en la vida. Con esta entrada te invito a que basado en los sueños aprendamos a cumplir nuestras metas.

Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad.
Hector Tassinari.

¿Y por que no?

Para muchos cuando fuimos creciendo en algún instante de nuestras vidas nos dijeron de una manera sumamente “sutil” ¡Ya no sueñes, por que eso es de niños y tú ya no eres un niño! Sin embargo cuando eramos niños siempre se nos incitaba a hacerlo y nos preguntaban ¿Qué quieres ser cuando crezcas?

Recuerdo que cuando me preguntaban lo que deseaba ser cuando creciera mi respuesta era que primero quería ser doctor, ya después vi que al ser un tanto distraído ¡Que tal si un día olvidaba algo adentro! Y pues eso me desistió a continuar en ese proceso. Otra de las grandes aficiones que tenía y me gustaba fueron las artes plásticas en donde llego un momento que me dijeron ¡Si sigues con eso, créeme que no te va a dar de comer, así que estudia algo que te ayude a hacerlo!

Bajo lo anterior decidí enfocarme en el área de la informática (carrera de moda que me iba a dar mucho dinero y que me daría un buen estilo de vida), comencé con esta carrera a los 17 años y más de 10 años después veo que no ha sido la mejor elección de que pude hacer pues ahora he encontrado cosas que me apasionan más que las computadoras, la electrónica de consumo y lo que tiene que ver a su alrededor.

Ahora he encontrado más satisfacciones y alegrías en compartir con la gente cosas que conozco como lo relacionado al Desarrollo Personal, Liderazgo y Libertad Financiera así como el ayudar a los demás a conseguir lo que ellas desean. Créeme que para encontrar ese camino ha sido poco tiempo en donde lo he descubierto pues no hace más de tres años comencé a descubrir una de las cosas que deseo.

Con todo esto te comparto en verdad uno de mis sueños y es que un día pueda estar parado frente a muchas personas ayudándolos a conseguir sus metas en una conferencia, taller o seminario.

¿Por qué debemos soñar?

Cuando soñamos estamos creando lo que queremos ser, hacer y tener en el futuro, ya sea mediato o a mediano y largo plazo. Los sueños son direcciones a donde deseamos ir y queremos llegar algún día.

¿Recuerdas que hace tiempo hablamos sobre las metas? Estas te ayudarán a definir ese sueño y hacerlo realidad.

Los sueños son impulsores de nuestras acciones, nos ayudan a ser mejores de lo que fuimos antes aprovechando lo que somos y lo que podemos ser cada día. Estos te impulsan cada día a despertar y levantarte por que tienes algo que hacer.

Cuando dejamos de soñar las cosas ya no tienen mucho sentido y se pueden llegar a volver monótonas, frustrantes y cansadas haciendo que incluso lleguemos a depresión así como a la desesperación y hartazgo de la vida.

Mucha gente vive sin sueños por que se creyeron que no deberían de soñar y así podemos decir que “los sueños muertos están enterrados en los panteones por que estos no fueron cumplidos y no queda nadie para recordarlos”.

Te dejo este vídeo de reflexión sobre lo que son los sueños y te invito a que te atrevas a soñar.

¿Y tú sueñas?