¿Siempre es importante ganar?

En la vida a muchos se nos enseñan que en las competencias debemos de buscar siempre la mejor forma de ganar, de ser los mejores en todo lo que hacemos, a eso lo llamamos maestría. Sin embargo ¿qué sucede cuando no ganamos?

El aprender a ganar es bueno, pero es mejor saber perder. 

Anónimo.

Lo importante no es ganar pero…

No siempre se gana, otras veces se aprende.
No siempre se gana, otras veces se aprende.

Recuerdo perfectamente que en mi infancia escuche en una caricatura (de la cual no recuerdo su nombre) decías que “lo importante no es ganar sino competir con honor” a lo que el otro personaje le reclamaba diciendo “pero yo quiero que gane”.

 A lo que me preguntó ¿qué tan importante se ha convertido para nosotros como sociedad él ganar en todo lo que hacemos? Creo que para muchos desde nuestras familias hasta las escuelas se nos ha enseñado que debemos competir contra los demás buscando siempre ser el mejor en lo que haces.

 Lo cual definitivamente no está mal ya que siempre debemos de buscar mejorar en todo lo que hacemos en la vida, pero sí lo tomamos con otro enfoque las cosas pueden resultar incluso hasta mejor.

 Tradicionalmente en las competencias se premia a quienes alcanzaron ganar y a los demás se les deja a un lado pero ¿qué sucede con ellos, con quienes no logran ganar? En primer instancia si no sabemos manejar esta parte nos frustramos,  nos sentimos mal, pensamos que lo que intentamos no lo debíamos de haber hecho y que sería mejor enfocarnos en otras cosas.

Te lo digo por que eso me pasaba a mi y créeme de manera muy seguida en la infancia. Poco a poco comencé primero a aceptar que no siempre se podía ganar pues existían factores que no podías controlar pues estaban fuera de mi alcance.

Aunque este era una manera diferente de trabajar el hecho de no ganar me faltaba algo más.

Cuando no se gana, entonces se…

Años después me di cuenta de que cuando uno compite y no le es posible ganar no sólo se debe de tomar el hecho de que no se pudo ganar por algún factor externo o físico sino que algo se tiene que hacer con todo lo que pasó y analizar el hecho de no ganar en ese momento.

Entonces como dirían varias personas “a veces se gana, otras veces se aprende”, esta es una lección que después de bastante tiempo aprendí ya que cuando no lograba ganar, me enojaba conmigo mismo lo cual no hacía que analizará lo que pasó aprendiendo de ese hecho.

Ahora mi recomendación es que cuando estés en una competencia o haciendo un negocio o incluso cortejando a una persona y resulta que no obtienes lo que esperabas, reflexiona, haz una pausa y pregúntate ¿Qué es lo que hice para obtener este resultado? y después vienen las preguntas clave ¿Qué debo de hacer la próxima vez que este en una situación como esta? ¿Qué puedo mejorar en mi para tener mejores resultados en lo que hago?

Si cuando no logras obtener los resultados deseados, de ahora en adelante te comienzas a cuestionar ¿Qué puedo hacer yo para mejorar? es entonces que es muy probable que ahora si aprendas y mejores tus próximos resultados.

Si te gusto, te invito a que compartas esta publicación con quien sepas que le puede interesar y te invito a que sigas el blog de El Millonario Inteligente.