¿Por qué ya no veo noticias?

Cuando las personas comentan en muchos casos lo que “sucede” en el día a día en el mundo y yo no se qué decir las personas me preguntan ¿acaso no ves noticias? A lo que les respondo que no, a continuación te lo explico.

«Creamos situaciones y después renunciamos a nuestro poder culpando a otros de nuestras frustraciones. No hay persona, lugar ni cosa que tenga ningún poder sobre nosotros. En nuestra mente, sólo pensamos nosotros.»
Louise Hay.

Una mente creada por las noticias.

Como me ponia
Como me ponia

Recuerdo que desde muy pequeño mi mamá siempre me decía, “escucho las noticias para estar informada” y es verdad siempre estaba informada y opinaba de muchas cosas lo cual hacia las pláticas sumamente interesantes pero poco comprendí lo que pasaba.

Cuando alcance mayor edad también seguí el mismo patrón de “seguir informado”.

Al pasar el tiempo viendo las noticias me percataba que día a día me sentía tenso, nervioso y preocupado. Cada día me inquietaba el conocer lo que sucedería para saber que hacer.

No me daba cuenta que cada noticia que transmiten va cada vez más enfocada a que la gente sienta temor con cada noticia publicada.

Para analizar lo que cada noticia hace me gustaría compartirte esta historia:

“Imagina que hay una isla, una isla muy pequeña de 2000 habitantes. La mayoría de personas se ganan la vida por medio de la pesca, y gran parte de la alimentación de toda la comunidad viene de esta actividad. En general es una isla muy tranquila. Todo esta bien la mayoría de las veces. Hasta que un día, cerca de donde están pescando se ve por encima de la superficie del mar, una aleta como de color grisáceo. El sol le hace reflejar y ver destellos de color azul y blanco.

Tiburón, Tiburón, Tiburón, – grita uno de los pescadores alertando a todos sus compañeros acerca de esta visita inesperada. Ante esta alarmante noticia, todos asustados rápidamente mueven sus canoas hacia la orilla del mar. Todos están a salvo, el tiburón les había dado un gran susto. Luego los pescadores reunidos en la orilla de la playa recordaron la última vez que había aparecido un tiburón por esta isla, 10 años atrás. Según la cultura y la tradición tenían esa especie de estadística, en promedio cada 10 años en esta isla venía la visita inesperada de un tiburón.

Naturalmente las personas se asustaron. Se corrió la voz y todo el pueblo se enteró de la visita del tiburón. El miedo se apoderó de muchas personas, y las esposas no dejaban salir a sus maridos al mar a pescar. “El tiburón puede regresar,” les decían asustadas, A los pescadores les da miedo volver así que por un par de días nadie regresa a la pesca por el miedo absoluto.

Pocos días después algunos valientes por necesidad y con la seguridad que el tiburón debería estar muy lejos regresan al mar. Después de pasar todo el día le corroboraron a toda la isla que están de nuevo a salvo, que como ellos saben un tiburón se ve cada 10 años, así que probablemente no vuelvan a ver uno por allí en un largo tiempo. Todo vuelve a la normalidad.

Luego unos meses después, llega una visita aún más inesperada y mucho más devastadora que el último tiburón, camuflada lo suficientemente para ser aceptada y bienvenida por todo el mundo. Ya más adelante entenderás por qué. Llega un señor de una civilización “avanzada”. Dice que trae un nuevo invento que les permitirá estar informados y vivir mejor – un televisor equipado con las noticias de la noche todos los días.

Así que instalaron este televisor en el sitio donde se reunía la comunidad para celebrar sus fiestas y conmemoraciones todos los días a las 7 de la noche. Luego de que las personas terminaran de trabajar, se reunían a ver este maravilloso invento. Allí en esta caja cuadrada y negra, veían imágenes de personas hablando; era como magia y algo supremamente novedoso.

Este aparato causó la maravilla de todo el mundo en pocos días; después de la primera semana, ya era tradición ir a este sitio a ver las noticias. ¿Qué era lo que mostraban las noticias en las noches? Veían cuatro o cinco islas en diferentes lugares en todo el mundo donde habían aparecido tiburones ese mismo día, las muertes que habían causado y los terribles daños que habían dejado con su visita.

No paso mucho tiempo para que las personas creyeran que “En Todo El Mundo,” he aquí la frase importante “En Todo El Mundo,” estuvieran apareciendo tiburones todos los días. Esta es una de las cosas que nuestra mente hace casi de forma automática. Es un proceso muy sencillo llamado generalización (pasar de lo particular a lo general).”.

Como ves esta simple historia refleja lo que las noticias en el mundo logran hacer a las personas que en un momento las consumimos.

Si las noticias que presentan fueran más informativas y positivas creo que todo el mundo las veríamos.

Sin embargo las noticias rojas o amarillistas, de chismes o espectáculos solo buscan que las personas tengan miedo o que se fijen en otros asuntos que le serían de gran importancia conocer o mejor dicho desconocer.

Este tipo de eventos nos limitan de manera indirecta y nos frenan para no avanzar y seguir hacia lo que deseamos.

Es entonces que te pregunto ¿Qué tipo de noticias o contenido ingresas a tu vida?

Sí te gustó esta entrada te invito a que la compartas y que la comentes con más personas.