La verdadera competencia

En la educación actual y sistema económico actual se nos enseña que debemos de ser competitivos, que hay que compatir para demostrar ser el mejor o la mejor en lo que hagamos pero sí me has estado siguiendo desde una vez te digo que la verdadera competencia no está allí.

La verdadera competencia.

¿Cuántas veces has intentado competir contra otros para demostrar ser el mejor?

Sí tu respuesta son “muchas veces”, te felicito, sino también te felicito pues la competencia nos ayuda a buscar la mejora continúa.

Sin embargo en muchas ocasiones la competencia no sólo se vuelve competitiva, sino se torna prácticamente un Mar Rojo en donde se busca alcanzar la meta a pesar de quién sea y a cualquier costo.

Desde mi punto de vista esa es el tipo de competencia que debemos de tratar de evitar, pues sólo nos alienta a que seamos rivales uno de los otros. Más sin embargo tomamos otro punto de vista el competir será mucho más interesante.

Ahora se me ocurriría una pregunta…

¿Qué tal sí comienzas a competir contra ti mismo?

Creo que desde aquí, la perspectiva puede cambiar de manera significativa ¿no lo crees?

Cuando comenzamos a tomar este punto de vista lo que realizamos es una mejora continúa, una mejora en la cual cada vez buscamos hacer las cosas mejores como ser los mejores en cada aspecto de la vida en la cual deseemos avanzar.

Es como cuando un deportista de alto rendimiento comienza a entrenar, pues al no tener ningún otro competidor lo que siempre buscara es superar cada vez sus récords, buscar aumentar su resistencia y superar sus limitaciones.

Tanto en la vida, como en los deportes así como en el trabajo o negocios siempre habrá que esforzarnos por ser mejores día con día, y la mejor forma de hacerlo es mejorarnos a nosotros mismos.

Sí deseas mejorar en todos los aspectos te invito a que mejores en tus aspectos personas y compitas siempre contra ti mismo.