El liderazgo ¿Por qué es tan importante?

El liderazgo es una habilidad que debe ser aprendida para así poder dirigir a otros. Sin embargo la misma no comienza como muchos creen en una empresa u organización. Todo el liderazgo comienza y termina con uno mismo, si uno no es capaz de liderearse a si mismo muy difícil podrá liderear a los demás. Para conocer más sobre el liderazgo personal te invito a seguir leyendo…

El liderazgo personal no consiste en una sola experiencia. No empieza y termina con la redacción de un enunciado de la misión personal. Se trata de más bien de un proceso que consiste en mantener en mente la propia visión y los propios valores, y en organizar la vida para que sea congruente con las cosas más importantes.

Stephen Covey.

El reto de uno mismo.

Hace algún tiempo hablábamos sobre metas y decíamos que se necesitaba un plan de acción para seguirlas y llevarlas a cabo. Sin embargo algo que nos sucede con demasiada frecuencia es que el principal reto que tenemos que vencer no es el llegar a la meta, ni mucho menos demostrarles a los demás que podemos hacer lo que nos proponemos.

Con lo que realmente tenemos que luchar y esforzarnos por demostrar que lo que hacemos lo cumplimos es con nosotros mismos, pues en muchas ocasiones nos trazamos metas así como planificamos la manera a la cual llegaremos a cumplirlas, sin embargo en muchos casos cuando no tenemos que rendir cuentas a nadie con nosotros mismos somos más permisivos permitiéndonos así retrasar o dejar de hacer cosas que nos hemos propuesto.

Por ejemplo para la realización de este blog yo me he comprometido conmigo mismo a levantarme todos los días a las cinco de la mañana para dedicarle al menos una hora en la redacción de cada una de las publicaciones que compartiré. Sin embargo debo de confesarte que para mi a veces es un gran reto el hacerlo pues en muchas ocasiones me quiere ganar las ganas de seguir durmiendo y descansar al hecho distinto de esforzarme por cumplir este objetivo.

En ocasiones he flaqueado pero se perfectamente que mi compromiso es contigo y conmigo en donde te mereces mi esfuerzo el publicar ya de manera constante pues ese tipo de hechos me detenía para no publicar en este blog.

Ahora entonces como ves todos si deseamos algo debemos de hacer frente a nosotros mismos y avanzar en la meta de lo que deseamos.

¿Cómo hacer lo que nos resulta complicado un hábito?

Para muchos el dejar de descansar por avanzar en sus logros les resulta sumamente complicado pues los quita de su zona de confort. Es aquí que me permito darte algunos consejos para que aquello que te obligue a salir de esta zona sea lo mejor y lo más sencillo para ti.

  1. Un mantra que te deberías de repetir todos los días es el que dice “Solo por hoy”. En pocas palabras decir “Solo por hoy me despierto temprano, solo por hoy hago bien mi dieta, solo por hoy hago ejercicio” y veras que al cabo de solamente 21 días esto ya será parte de tu vida rutinaria, volviéndose un hábito.
  2. Enfócate en que debes de ser como los bebés, pequeños pasitos a la vez. Si por ejemplo tomamos el ejemplo del ejercicio podemos comenzar haciendo 5 minutos al día para que nos vayamos desentumiendo, después aumentar a 10 para ir tomando constancia y después 15 para ir tomando fuerza, tomando estos periodos por lapsos de una semana así nuestros pasos serán constantes y cuando nos demos cuenta las cosas ya serán naturales.
  3. Disfruta lo que haces. Si lo que haces no lo disfrutas de plano mejor ni lo hagas, no vale la pena esforzarse por aquello que nos causa dolor, es de allí donde radica el problema de las dietas; las mismas nos causan más sufrimiento que satisfacción y es por lo tanto que muy pocas veces llegamos a realizarlas. Si decides hacer algo así busca en vez de estarte midiendo con la bascula de forma constante, mejor busca que el proceso sea lo más agradable pues cuando lo disfrutas el tiempo pasa volando y los resultados son más sorprendentes que si lo haces de manera contraria.
  4. Mide tus avances. Cuando nos comprometemos a algo siempre buscamos alcanzar lo que nos comprometimos en tiempo y forma, sin embargo ¿Qué pasa cuando eso no sucede? Nos deprimimos, nos frustramos y nuestra opinión sobre nosotros disminuye. Cuando busques llegar a un objetivo personal busca no solo concluir tu compromiso en tiempo y en forma sino que solamente ve hasta dónde llegaste y mide que SI alcanzaste, que no alcanzaste y que puedes hacer para mejorar lo que SI alcanzaste.

Si comienzas con estos cuatro pasos que te compartí es probable que tu liderazgo personal y tus metas las concluyas y las alcanzas sintiéndote satisfecho con lo alcanzado.