Comprometete con tus sueños – 2a Parte

En muchas ocasiones nos comprometemos con las personas, con nuestros trabajos y cualquier otro elemento externo a nosotros, sin embargo cuando buscamos el compromiso personal es cuando las cosas cambian.

Hemos olvidado que nuestra única meta es vivir y que vivir lo hacemos cada día y que en todas las horas de la jornada alcanzamos nuestras verdadera meta si vivimos… Los días son frutos y nuestro papel es comerlos.
Jean Giono.

Elimina tus opciones.

20140608-090549 a.m.-32749310.jpg
Como comentábamos en la entrada anterior muchas personas llegamos a comprometernos con los demás y no con nosotros mismos.

Esto se ve por ejemplo en personas que no pueden bajar de peso pues el compromiso personal hacia ellos mismos es el que está a un lado.

En el Desarrollo Personal se hace hincapié en que uno es responsable de lo que hace, piensa, actúa y se es como persona.

Así entonces una técnica que me ha ayudado es pensar ¿qué pasaría sí este fuera tu último día en la vida? O en el caso de la obesidad ¿qué harías sí te dijeran que sí no bajas de peso en un tiempo determinado tu vida es probable que corra un gran peligro?

Es en ese momento que haríamos hasta lo imposible por prolongar los momentos y nuestra vida.

Entonces ¿por qué no comenzar de una vez y no esperar a que algo extremo ocurra?

Yo te puedo decir que para hacerlo muchas de las personas necesitamos ser sometidas a una carga de estrés pero sobre todo ir eliminado opciones en nuestra vida, ya que las mismas opciones nos ponen en una desventaja pues nos dejan en nuestra zona de confort.

Sí quieres hacer un verdadero cambio en tu vida haz lo que hizo Hernán Cortés cuando vino a conquistar a México.

Se sabe o se cuenta que cuando Hernán Cortés vino a México para conquistar ya sabía exactamente a lo que se iba a enfrentar… A un numeroso ejército de guerreros que lo superaban en 10 a 1.

Fue entonces que se le ocurrió un estandarte que muchos lo usan actualmente que fue mandar a quemar sus naves… fue entonces en ese momento que sus soldados se quedaron atónitos viendo lo que pasaba.

Allí Cortés se dirigió a todos y les dijo que solamente había dos caminos pues sus naves habían sido quemadas siendo la primera enfrentar al enemigo y vencer, mientras que la segunda era enfrentar al enemigo y morir… Así que ellos decidirían lo que pasaría al no tener otra opción.

Y bueno, el resto de la historia creo que ya la conocemos.

Lo que debemos de aprender sí queremos obtener resultados en nuestras vidas es que tenemos que comprometernos con nosotros mismos y mentalizarnos de que no existe otro camino, sino sólo el que tomamos, únicamente el que elegimos.

Al quemar nuestras naves es deshacernos de cualquier otra posibilidad de retorno.

Sí no te gusta como es tu vida, como son tus relaciones, entonces busca como quemar tus naves y comprometete contigo mismo, no hay más.