Amor: La llave para todo logro

Desde que comencé con el tema del Desarrollo Personal y el Coaching, me he dado cuenta que muchas personas han trabajado mucho en lo que se refiere a la cuestión mental.

Todos trabajan en principalmente en sus emociones así como sus pensamientos.

Lo anterior es bueno, sin embargo hay algo por lo cual he identificado que parte todo que es el amor…

AMOR, casi siempre es el mal entendido.

Cuando converso con las personas sobre el tema del AMOR, mayoritariamente lo asocian principalmente con el amor de pareja, el amor entre dos o más personas.

Para esos temas te recomiendo a un estudioso de la materia Miguel Salazar.

Esto se debe, principalmente a que hemos sido condicionados principalmente para buscar la solución de las cosas fuera de nosotros.

Sin embargo, la verdad a muchos de nuestros problemas comienzan desde nuestro interior.

En estos momentos creemos firmemente que amar es significado de “dolor y sufrimiento”.

¡Nada más absurdo y lejos de la realidad!

Un escritor, conferencista y orador en una de sus conferencias me dejo una definición de amor.

El amor es el acto de la voluntad humana por lo cual se busca el bienestar del ser amado.

¿Te das cuenta?

¿En qué momento dice que el amor duele?

¿Cuándo nos menciona que el amor se tiene que sufrir si no, no lo es?

Yo creo que desde el amor, uno entrega quien es y lo que es para que a quien se le va a dar este mejor después de eso.

Sin embargo hay algo en toda esta ecuación que no termina de cuadrar…

Todo viene de adentro hacia afuera… el amor también.

Cuando uno se adentra más en el Desarrollo Personal, se da cuenta que mucho de nuestra realidad viene principalmente de nuestro interior.

Un pastor en una de sus conferencias dice.

“Un corazón que va a practicar fe, tiene que estar saludable por dentro, por que la fe opera por el amor. Cuando tu amas, la fe puede fluir a aquel a quien amas.”

Incluso para tener fe, esta tiene que fluir de adentro hacía afuera, no hay mas.

Así que el primer paso para alcanzar cualquier logro es comenzar a amarse a uno mismo.

No a nuestra familia, no a la pareja, no a los hijos, debemos de comenzar a amarnos a nosotros mismos pues no podemos dar aquello que no tenemos.

Aunque anteriormente ya hablé de este tema, siempre nos conviene recordar que si algo no lo cultivamos por dentro difícilmente vamos a poder expresarlo.

Recuerda.

Todo es como los árboles, si no crece una semilla dentro de la tierra, no dará raíces, ni dará frutos.

¿No lo crees?